Páginas

miércoles, 8 de enero de 2014

El experimento de la cárcel de Stanford.

Con frecuencia me gusta hablar sobre El experimento de la cárcel de Stanford. Llevado a cabo por Zimbardo, éste experimento sobre la maldad llegó a dar lugar a una película. Zimbardo ha escrito mucho sobre la maldad y la verdad es que creo que ha llegado a explicar la ciencia tras la frase "cuando el diablo no sabe que hacer..." o cómo dice un amigo mío: "no me gustan las calles donde hay demasiada gente haciendo nada". 

Hay otros autores que han hecho estudios sobre "la maldad" y la verdad es que no dejaré nunca de sorprenderme, por mucho que los repase. Milgram también es un clásico para quien quiera información (aunque su experimento es más directo, pienso yo) Hay más... cualquier libro de psicología social está repleto de momentos y experimentos que me hacen palidecer. Algunos de ellos han sido llevados al cine, o al cómic (creo recordar que en Watchmen, hablan de Kitty Genovese, pero es tarde y no me apetece consultar al oráculo, o googelizar)

Entre ambos grandes de la psicología, prueban que eso de que "el hombre es un lobo para el hombre" no es sólo filosofía, es un hecho.

Esas reglas del juego son desconcertantes. Mi profesión se basa en la confianza en el ser humano. Creo que el hombre evolucionado, es el que se respeta a sí mismo y practica el respeto a los demás. Creo, por lo tanto, que existen otras reglas del juego posibles y yo he hecho el compromiso de intentar jugar con ellas.

No quiero creer en aquello de  Si vis pacem...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Hola, los comentarios serán moderados. Se paciente y gracias pro tu contribución.