Páginas

lunes, 23 de junio de 2014

Conflicto: una propuesta de resolución del conflicto interno.

En el libro “Conflictología”, Eduard Vinyamata recomienda diversos tipos de terapia para superar los estados de odio, rencor, resentimiento y venganza. Me he permitido coger el testigo de su excelente texto, para hacer un repaso a las terapias y recomendaciones con el objetivo de dar a conocer un poco más de esta ciencia, o arte, que es la terapia.

jueves, 19 de junio de 2014

Emociones: Una receta para manejar un enfado.


  1. Identifica lo que te enfada.
  2. Aprende conductas alternativas que compitan con el enfado: haz una suma, una división, baila, sonríe, respira, salta, juega. Aprende un poema. 
  3. Verbaliza "voy a calmarme primero de todo..."
  4. Aprende claves que te traigan la idea de relajación: prueba el mindfulness, la hipnósis, el EMDR, la meditación...
  5. Recuerda ser asertivo.
  6. Aprende un autodiscurso de centramiento.
  7. Haz juegos de rol, practica las circunstancias que van a enfadarte.



Talleres: difundiendo coaching y psicología en La Vaguada este Junio y Julio.

Hola,

esta vez escribo para hacerme "publicidad" pura  y dura. El grupo de coaches con el que participo en algunas actividades ha organizado una serie de talleres para difundir temas, y para que podáis conocernos de primera mano. Los próximos son en La Vaguada, en Madrid. Son gratuitos, así que no perdáis la oportunidad de venir, porque aunque nos gusta participar en el crecimiento personal, el tiempo que podemos dedicar a talleres como estos escasea más a medida que pasa el tiempo. 


¡Animaos! 

domingo, 8 de junio de 2014

Motivación: apuntes de psicología del deporte para no deportistas.

En la búsqueda de técnicas probadas para diferentes profesionales, reparé hace tiempo en la psicología del deporte. Algunas de sus técnicas - integrables en la TCC - resultan poderosas para obtener motivación y rendimiento. Repaso en este artículo algunas de las que me han parecido de más cómoda aplicación con tu "coach" imaginario - En el sentido deportivo, claro -

Mantén la confianza en competición. 

  • Actívándote, pero no demasiado. Si estás "de bajón", ACTÍVATE. Salta, baila, incluso enfádate un poco. El máximo rendimiento está en el medio de la campana de la activación. Si tu activación es muy alta, practica la RELAJACIÓN:
  • Centrándote en lo que QUIERES HACER y no en lo que no. Por ejemplo, si estás aprendiendo a montar en moto, céntrate en el movimiento de sortear los conos de tráfico y no en no chocar con la pared. Si estás corriendo, céntrate en dar zancadas largas en vez de en no dar zancadas cortas. 
  • Centrándote en el PROCESO, no en los RESULTADOS. Eso que hay en el proceso que está bajo tu control, eso que haces bien, eso que haces mejor... concentrarse en el proceso baja la ansiedad, y hace tener más resistencia frente a la frustración. 
  • PREPÁRATE y ENSAYA. Si te distraes fácilmente - esto aplica a estudiantes - pon alarmas que te recuerden que quieres estar haciendo lo que quieres estar haciendo.
  • Evita la PARÁLISIS POR ANÁLISIS, piensa menos en la técnica, en el viento, en la figura de la pantalla y dirígete a ti mismo más palabras de ánimo.
  • Si sientes emociones disruptivas: relájate, reagrupa los pensamientos, y reenfoca. 
  • Construye RUTINAS de ejecución: canta, construye instrucciones, no te pases la vida pensando en el futuro. Así no llegará nunca.
  • Deja el pasado en paz. Si no puedes, corre a tu terapeuta más cercano. 

¿Cómo me reagrupo? Pues me repito: ya pasó, el resto de la competición/tarea/vida empieza ahora, quiero prepararme para la próxima salida.
¿Cómo me reenfoco? Pues pensando en el proceso por venir.

¡A competir!

domingo, 1 de junio de 2014

Felicidad: una persecución.

De la felicidad, se dicen muchas cosas, yo digo que la persigas. 
  1. Crea unos objetivos vitales adecuados: que sean objetivos ecológicos - buenos para ti y para los tuyos - , que sean SMART (ya sabes, que sean específicos, alcanzables, que se puedan medir, que puedas hacerlos en un tiempo dado...) dentro de un orden, y que correspondan a tus valores.
  2. Tener claros tus valores y hacer uso de ellos: los valores responden a la pregunta, ¿Cómo quiero ser? Deberían impregnar las acciones y pensamientos de tu vida. Por ejemplo: me levanto temprano porque quiero ser un buen padre y proveer para mis hijos (Repetir cuanto se necesite) Algunos valores que puedes tomar prestados son la originalidad, la creatividad, la singularidad, la seguridad, la dignidad, la solidaridad y la gratitud. 
  3. Pues eso, se agradecido, con tus mayores, con tus compañeros, con las personas que te dan lo que tienen de la mejor forma que saben.
  4. Desarrolla la RESILIENCIA. Sobreponerse al fracaso, desestimar la frustración. Para eso puedes usar tus valores y tu apertura mental. Recuerda, un héroe se cae, y se levanta con la espada entre los dientes. 
  5. Valorar las cosas en su medida. Disfrutar de lo bueno. Vivir como si SÍ hubiera un mañana, pero pensando que lo que existe es el hoy. Ser activo, no rumiar las cosas, tener iniciativa.Mantener los lazos afectivos afinados.
  6. Manten una apertura mental: prueba a hacer cosas nuevas, no dejes de tener ilusión por aprender. Recuerda que los conocimientos modulan la forma de experimentar. No seas demasiado rígido. Manten un "tono hedónico positivo"
  7. Confía en los demás, dales autonomía, ten la tuya. 
  8. Escucha más. 
  9. Cultiva el silencio.
  10. Ten momentos contigo mismo. Quiérete.
Hay más, claro, pero si comienzas por aquí... el primer paso de tus mil millas.