Páginas

domingo, 15 de febrero de 2015

COMO PENSAMOS (más)

Hoy he tenido que tomar una decisión. Era una decisión sencilla y no le he tomado correctamente. ¿Por qué? Bueno, por que he jugado (en el sentido en el que E. Berne lo dice) y claro, he perdido. 
Voy a dejar eso en privado y voy a hablar(escribir) de la toma de decisiones en general. Hoy no voy a ser especialmente científico, pero quizás sí - pido perdón por ello - un poco agresivo.

Hace tiempo que llegué a una conclusión:


El sentido común está sobrestimado.

Cuando ponemos lo que creemos que es sentido común sobre la mesa ponemos heurísticos de razonamiento, experiencias previas, creencias varias, criterios culturales comunes y otros ingredientes dignos del caldero de una bruja moderna. Un buen repaso a lo que significan los efectos halo, de anclaje, Bandwagon, el efecto de la profecía autocumplida, el error fundamental de atribución (mucho que ver con el sesgo de autoconfirmación), y otra larga lista (tanto que asusta, ¿seremos capaces de pensar de manera libre en absoluto?)

Hay que escuchar al instinto.

No lo digo yo, lo dicen Malcom Gladwell (famoso divulgador que es una especie de Punset británico) y Thorsten Pachur (de la Universidad de Basilea) Eso sí, advierte éste último que al instinto hay que escucharlo, y después, ya veremos si le hacemos caso. En ocasiones el instinto engaña, porque se basa en experiencias pasadas, miedos, etc. (los ingredientes del caldero de antes, vamos)

La experiencia es un grado.

Claro que sí, pero ojo. La experiencia puede significar que hemos empleado una solución eficaz pero no eficiente durante mucho tiempo. Hay que seguir aprendiendo. En general los humanos hacemos lo que nos funciona o peor aún, lo que nos ha funcionado antes (a veces aunque deje de hacerlo, pero esto es cosa de que el aprendizaje animal es así... así nos hacemos supersticiosos)  Lo que quiero decir es que:

De los aciertos parece que se aprende sólo a acertar de "una determinada manera"


Si te pillas a ti mismo buscando algo de nuevo donde ya lo has hecho, intentando resolver un problema de matemáticas como ya lo habías intentado o, en definitiva, dándote de cabezazos una y otra vez contra la misma pared, ya sabes la respuesta.

Por otra parte, recuerdo que en mis tiempos de facultad, ya se decía aquello de que un mono es tan eficiente tomando decisiones de inversión como un grupo de analistas. Claro, que ahora me cuestiono si el grupo de analistas tiene los seguidores suficientes (con lo cual ellos causarían el efecto con la observación) o si el dicho se refería a que, por mucho que nos lo quieran hacer masticar, las decisiones consensuadas, no son siempre las mejores en términos lógicos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Hola, los comentarios serán moderados. Se paciente y gracias pro tu contribución.